viernes, 17 de marzo de 2017

Lamentándose nada se logra.

Lamentándose nada se logra. Lo importante y fundamental en la vida es enmendar errores garrafales y tomar conciencia que cada uno es responsable de sus propias acciones y de su propio mini universo para hacer lo mejor por el planeta y brindar mucha paz a través de cada buena acción. Procuren estar pendientes de demostrar que son seres humanos evolucionados y racionales, ya que cada día se ve tanta involución y hay gente toxica y venenosa que se comporta como bestia irracional depredadora buscando a quien lastimar y a quien devorar sin importarle su vida y es cómplice de tantos holocaustos de animales indefensos, que transformados en microbios y energías oportunistas y despiadados están acabando con todo a su paso provocando mil enfermedades, tragedias y desastres. Los apocalípticos manipulan, dominan y controlan a base de engaño y temor. Son la misma chola con diferente calzón viendo por su propio beneficio, conveniencia y lucro. Y eso todos lo saben desde que tienen uso de razón por el simple hecho de saber lo que es lo bueno y que es lo malo. Hay personas que se dejan manipular por su instintos, impulsos y debilidades y dan gusto a gente toxica, mala, hipócrita, traidora y maletera, queriendo acabar con la mejor riqueza que es: “LA VIDA” a lo contrario deberían sacar más valentía y coraje de defenderla y mandar de una vez a esa gente al lugar que le corresponde y decirles que viven juntos en este planeta pero no revueltos. Esperemos que tomen conciencia y cambien de actitud para que al fin cada uno haga de su Espíritu, alma y cuerpo un Paraíso y todos vivan en igualdad, bienestar y armonía. Está probado, comprobado y aprobado que existe la ley del karma y todo regresa como boomerang por eso cada uno es responsable de su propio mundo y de su propia vida para vivir feliz y en paz con lo justo y lo necesario sin hacer daño a ningún a ser humano y menos a un indefenso animal. El perdón es con Dios porque hay cada gente tan perversa y sinvergüenza que se le perdona, se le abre la puerta y hasta se le da de comer, vive en casa gratis y hacen peores maldades burlándose del dolor ajeno. La experiencia habla y con la escuela y la Universidad de la vida se aprende bien la lección para que nunca más se la vuelvan a hacer. Perdonen y nunca guardo rencor pero alejen de su vida a gente toxica y venenosa así sea la familia.
Todo tiene una causa y un efecto. Todo lo que se hace se paga. Todo lo que se siembra, se cosecha! Basta ya! Dejen de culpar a Dios y a la Madre Naturaleza de todo lo malo que sucede. Porque cada uno tiene lo que merece. Por lo tanto empiecen por ser humildes y reconozcan que cada uno tiene libre albedrío para elegir el camino a la felicidad eterna. La solución está en uno mismo. Durante muchos siglos Dios (con "D" Mayúscula) ha enviado a muchos seres iluminados, profetas y personas sinceras valientes y corajudas que vienen advirtiendo, alertando y previniendo de los sucesos que pudiese suceder pero el ser inhumano y depredador se burla de sí mismo y hace realidad las desgracias, tragedias y desastres a través de sus errores y viles acciones y justos pagan por pecadores. Esa gente sin una pizca de autoestima, que deje de degenerar a sus energías y que deje de hacerse la víctima inspirando lástima, qué cambie de actitud, que aprenda a enmendar sus errores garrafales y que empiece por agradecer al Universo y  a la Madre Naturaleza, que aún existen seres bondadosos y personas sinceras y de buenos sentimientos, que se sacrifican por ser mejores personas y por eso generan buenas energías, que retornan al Universo a ayudar al eje de rotación para que toda la humanidad pueda contar con los recursos naturales y sigan teniendo VIDA EN ABUNDANCIA.