sábado, 11 de febrero de 2017

Hay entes sin una pizca de autoestima, tóxicos, manipuladores e hipócritas.

Hay entes sin una pizca de autoestima, tóxicos, manipuladores, hipócritas, egocéntricos, mezquinos, avaros, envidiosos, vividores, aprovechados, estafadores, ladrones, secuestradores, promiscuos, pedófilos, violadores, asesinos, depredadores y exterminadores de seres humanos e indefensos animales, que dicen ser buenos y se creen mercaderes de esclavos y merecedores de todo. Por ello astutamente se disfrazan de personas buenas  para lastimar y hacer daño a personas incautas de buenos sentimientos que piensan y creen que todos los habitantes en el planeta tierra son su prójimo. Cuando la verdad es: que así como existe la luz también existe las tinieblas, que así como existe los buenos hijos defensores de la paz que son creación de Dios (con “D” Mayúscula) también existe quienes hacen la guerra, que son engendros demoniacos de la oscuridad, del que se cree Dios y solo es un disfrazado de dios (con “d” minúscula) que así como existe la bondad también existe la maldad, que así como existe la vida, existe la muerte. Por lo tanto hay que saber distinguir bien quien es quien, para reconocer a quien se le puede considerar prójimo y así evitar ser manipulado, dominado y controlado como títere, marioneta y robots por esos engendros demoniacos de la oscuridad. A quien no le ha pasado tener familia y/o buenas amistades, que por chismes y malos entendidos, se hayan distanciado después de haber tenido una buena relación familiar y amical. Y lo más triste es estar entre la espada y la pared viendo continuamente esa situación como se lastiman con ironías, insultos e indirectas, en lugar de conversar y aclarar que es lo que ha pasado y que es lo que les incomoda. Hablando se entiende. Y ni meterse en problemas ajenos porque en problema de otros el justo sobra. Lamentablemente eso sucede día a día por causa de gente toxica, venenosa, desequilibrada, mala, hipócrita, chismosa y envidiosa y peor aún muchos incautos caen en el juego sucio, hacen teléfono malogrado  y hace daño a su propia vida, a la vida de los demás y contaminan la atmósfera con su veneno toxico y mortal. Esperen a ver con paciencia, como esa gente sin vida propia algún día caerá en su propio hueco y abismo infernal y ese día se acordará cuánto daño hizo a su propia vida y a los demás y ni Dios ni nadie les podrán ayudar, porque seguirán en su círculo vicioso, de ser transformados en lo más denigrante que pueda existir en el planeta tierra. ¡Reconozcan! que todas las palabras de corrección, rectas y correctas que nacen de lo más profundo del corazón vienen del Universo. De nada vale creerse sabio, maestro espiritual, profesional, de tener un reconocimiento, una medalla, un diploma, un trofeo, un título y/o un certificado, si las palabras son egocéntricas y vacías que solo satisface deseos, apegos, obsesiones y beneficios egoístas, mezquinos y propios. La vida es la mejor riqueza que todos tienen y deben amarla, cuidarla, respetarla, valorarla, defenderla y protegerla de quien sea y de lo que sea. Sin vida ya nada tendría sentido. El Universo devuelve a sus hijos, todo lo que les han robado los engendros del dios (con “d” minúscula) y de ello muchos pueden dar Fe. Por eso aprendan a seleccionar familiares y  amistades  para que Dios también pueda obrar en sus vidas para que nada les falte y puedan  ayudar a su propio mundo y ayudar a otros mundos que también son hijos de un Dios (con "D" mayúscula) Las personas que brillan con luz propia tienen una gran riqueza que es: la vida para compartirla con otras que también brillan y valoran esa gran riqueza. Quien se siente bien con uno mismo, significa que puede hacer sentir bien a los demás y corregir al resto que hace perversidades y  la guerra para que también aprendan a vivir felices y en paz en armonía con el Universo y con la Madre Naturaleza. 

sábado, 4 de febrero de 2017

Cada lección de este mundo ya sea para bien o mal, enseña a valorar la vida.

Cada lección de este mundo ya sea para bien o mal, enseña a valorar la vida para seguir luchando en lograr todos los planes, proyectos con optimismo y honradez. Y a pesar de las pruebas, tentaciones, problemas, enfermedades, adversidades y obstáculos que el dios (con “d” minúscula) ponga en el camino nunca deben permitir que les atemorice ni les amilane porque toda persona bondadosa tienen un Espíritu de autoridad, de poder, de corrección, de dominio propio y de amor, que es la mejor arma que ilumina mentes oscurecidas para defenderse con la verdad, de los engendros demoníacos y de entes de la oscuridad y de las tinieblas que engañan.
Muchos ofenden y escriben palabrerías vacías por egocentrismo porque aun ni saben quién es quién y menos saben quiénes son, ni para que vinieron a este mundo por eso prejuzgan y contradicen toda palabra de corrección, que es la verdad y es como un látigo que a varios les duele y por eso sus instintos, impulsos y debilidades, actúan como un animal irracional buscando a quien lastimar, a quien morder, a quien exterminar y a quien devorar. Hay que prepararse y tener control de su mente para saber diferenciar, lo que es criticar, juzgar, condenar y apedrear, que es propio de gente irracional, que le aún le falta evolucionar, por eso es necesario estar preparado para tener valentía y coraje de enseñar la verdad, de saber instruir, advertir, prevenir, corregir y llamar la atención a entes perversos, egocéntricos, tóxicos, egoístas, avaros. mezquinos, envidiosos, delincuentes, estafadores, violadores, secuestradores, tratas de blancas y niños, asesinos, depredadores y exterminadores de seres humanos y de animales indefensos, desde un pollo hasta una ballena, que es la causa de tanta intoxicación y veneno que contamina a toda la atmósfera. En su humildad como alma aprendan a reconocer, que sin Cristo, el Cosmos, sin el Universo y sin la Madre Naturaleza, nada son ni nada serán. Por ello ya es tiempo que reconozcan, que toda palabra viene del Universo como un verso, como palabra viva que ilumina las mentes bloqueadas y oscurecidas, que aún desconocen la verdadera luz, que ilumina a cada mundo, que quiere vivir feliz y en paz y eso mismo transmite a los demás y corrige al resto para que también aprendan lo mismo. La escuela, la universidad y la experiencia de la vida, les enseñó y les enseña a muchos a saber diferenciar, quienes son hijos de Dios (con "D" Mayúscula) y quienes son engendros demoníacos, del que se cree igual que Dios y solo es un dios (con "d" minúscula) de religiones que solo sabe engañar, robar, estafar, lastimar, asesinar y hacer daño a toda la humanidad para intentar acabar con las obras de Jesucristo (Padre, hijo y Espíritu Santo Madre) del Universo, de la Madre Naturaleza, de las galaxias, de los planetas, de los mares, de las nubes, de los ríos, de los manantiales, de los glaciares, de los Árboles y/o plantas, de los seres humanos bondadosos, de los animales herbívoros, etc. que se sacrifican por seguir en pie y continuar generando buenas energías para seguir teniendo energía, agua, luz, oxígeno y alimentos puros que les siga dando: VIDA EN ABUNDANCIA. Jamás ningún ente de la oscuridad y de las tinieblas va a lograr acabar con el amor, rectitud y misericordia de UN DIOS TODO PODEROSO QUE HABITA SOLO EN LOS REINOS DE LOS CIELOS.
¡Nunca callen su sentir! Es la única forma de hacer evolucionar a esa gente inhumana, que se comporta como bestia irracional. Siempre es bueno liberar esas energías y palabras que hieren el mundo de cada uno. Libérense y aparten todo lo que pueda lastimar a su propio mundo y a su propia vida. Empiecen por ser felices y demuéstrenlo con buenos hechos.